Bajo este sugerente título, tuvieron lugar las VIII Jornadas internacionales de Patrimonio Industrial, que se desarrollaron en Gijón entre los días 27 y 30 de septiembre de 2006 en la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Gijón, en el Campus de Viesques.

La asociación de Arqueología Industrial Máximo Fuertes Acevedo, organizó en esta ocasión, unas jornadas sobre el patrimonio de la industria vinculada al agua, elemento indispensable para comprender la industrialización y un bien indispensable tanto para la vida, como para su desarrollo en términos industriales. La relación del agua como elemento que pone en conexión cultura, industria y naturaleza, será el objeto de análisis de las ponencias y comunicaciones, que expertos en la materia de las más diversas procedencias geográficas y diferentes disciplinas, desarrollarán en torno al patrimonio hidráulico e industrial: centrales, presas, canalizaciones, depósitos, balnearios, ingenios hidráulicos, centros interpretativos del patrimonio industrial y el agua, etc.

Las VIII Jornadas de Patrimonio Industrial “Ingenierias, Arquitecturas y Culturas del Agua” supusieron un gran éxito de público y de aportación científica y profesional. Unos 160 participantes de 9 paises (España, Reino Unido, Francia, Ecuador, Argentina, México, Cuba, Portugal, Alemania) con presencia de estudiosos y aficionados a la arqueologia y patrimonio industrial de todas las comunidades españolas. Se seleccionaron por el Comité Científico unos 46 trabajos que fueron expuestos más posters y se expusieron paneles de Museos del Agua y propuestas de intervención en el patrimonio hidráulico y técnico.

Dentro de las novedades a destacar, la inclusión en el programa de un nuevo formato como son las mesas redondas-panel que se desarrollaron sobre “Museología y museografía del Agua” y “Patrimonio industrial del agua, su incidencia en la ciudad y el territorio”; y que en esta edición las comunicaciones se presentaron en tres secciones temáticas diferentes estructuradas como el título de las jornadas revela: arquitecturas, ingenierías y culturas del agua. Con esta última novedad se busca agilizar el proceso de las comunicaciones y aumentar la especificidad de los temas expuestos.

Como en cada edición, el clásico itinerario industrial propuesto por Gijón, se complementó con uno más amplio y específico que en esta ocasión incluyó una visita guiada a la Central Hidroeléctrica de Salime, incluida en el Plan Nacional de Patrimonio Industrial y cuya singularidad se complementa con las construcciones del arquitecto Joaquín Vaquero Palacios y su hijo Joaquín Vaquero Turcios.

La visita se complementó con la visita al Chao de Samartín, testimonio de asentamiento previo a la romanización de Asturias y al Museo Etnográfico de Grandas de Salime. Así quedaron integrados en este itinerario aspectos propios del patrimonio natural, cultural, industrial e incluso gastronómico de la zona, en una experiencia que pretende no sólo completar los aspectos específicos referentes al patrimonio industrial, sino estrechar los lazos de los participantes.

Se presentaron varios libros, entre ellos el dedicado a “Patrimonio Industrial e Historia Militar”, actas de las VII Jornadas de Incuna; asi como “Los Talleres de la Universidad laboral” y el dedicado al fallecido y malogrado Antonio Ramón Felgueroso, directivo de Incuna, del que se rescató su aportación “Arquitectura Industrial en el Valle del Nalón”.

Las Jornadas contaron con la colaboración y apoyo de diversas Entidades públicas y empresa privadas, en los campos de la cultura, del patrimonio, de servicios y gestión del agua, asi como de la gestión turística y socioeconómica de Asturias, España, paises europeos y latinoamericanos.

En la clausura, donde intervinieron representantes de la Sociedad de Turismo de Gijón y del Principado de Asturias, los organizadores ya anunciaron la disposición de INCUNA de organizar las IX Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial en el año 2007.