La Asociación de Arqueología Industrial “Máximo Fuertes Acevedo” INCUNA organizó, por décimo año consecutivo, las Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial, que se desarrollaron en el Paraninfo de Laboral Ciudad de la Cultura de Gijón del 1 al 4 de octubre. La temática de la presente edición ha sido el Patrimonio Industrial Agroalimentario bajo el título “Testimonios cotidianos del diálogo intercultural”.

Las Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial se consolidan como cita de prestigio por el alto nivel científico de las ponencias y comunicaciones presentadas así como el enriquecedor intercambio de opiniones y experiencias que se desarrollan entre los participantes.

Inauguración de las X Jornadas

En el paraninfo de Laboral Ciudad de la Cultura se celebró, en la tarde del miércoles 1 de octubre, la inauguración de la décima edición de las Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial.

Participaron en el acto inaugural D. Miguel Ángel Álvarez Areces, Presidente de INCUNA y TICCIH España, D. Antón Castro Fernández, Subdirector del Instituto del Patrimonio Cultural de España, D. Justo Vilabrille Linares, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón, Dña. Belén Fernández, Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Principado de Asturias y D. Vicente Álvarez Areces, Presidente del Principado de Asturias.

D. Miguel Ángel Álvarez Areces, presidente de INCUNA destacó la relevancia de los bienes de patrimonio industrial agroalimentario que representan un testimonio del pasado merecedor de conservación.

D. Antón Castro Fernández, Subdirector del Instituto del Patrimonio Cultural de España, recordó que en España se trabaja desde 1999 en planes específicos relacionados con el patrimonio industrial y reconoció la amplitud de terrenos con los que se relaciona la protección de este patrimonio, tales como la etnología y el paisaje; y declaró que “Es parte de la historia y evoca lo que constituye toda una identidad de los pueblos”.

A su vez, el presidente del Principado de Asturias destacó el compromiso de su gobierno con la recuperación del patrimonio industrial asturiano y resaltó la labor realizada para su protección jurídica, acompañada de diversas iniciativas de recuperación y puesta en valor de destacados elementos patrimoniales asturianos.

La conferencia inaugural de las X Jornadas corrió a cargo de D. Pierre-Marie Tricaud, ingeniero agrónomo y arquitecto paisajista francés, que fue ponente de la candidatura de la región francesa del vino del Champagne como paisaje Cultural del Patrimonio de la Humanidad. Durante su ponencia titulada “Patrimonio Industrial Agroalimentario en la perspectiva de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO” hiz hincapié en que, la industria agroalimentaria se encuentra en el punto de encuentro de dos actividade humanas, la agricultura y la industria.

Tricaud destacó que patrimonio que ha dejado esta industria presenta puntos comunes con el patrimonio procedente de una y otra actividad, cuyos valores se ven así reforzados. Se trata por tanto a la vez de un patrimonio industrial, cuya potencia y cuyo ingenio nada tienen que envidiar a los de las industrias minerales, y de unos enclaves asociados a menudo a paisajes culturales de gran valor. Entre los enclaves del patrimonio industrial agroalimentario, las regiones vitícolas presentan ejemplos eminentes de conjuntos en los que se combinan paisajes culturales muy cuidados, en ocasiones espectaculares, con instalaciones de transformación, construidas o subterráneas, que tienen a veces, como es el caso de la Champagne, las dimensiones de auténticas fábricas, en las que se combinan la producción masiva propia de la industria con la excelencia del artesanado artístico.


Como colofón al acto inaugural los asistentes se trasladaron al Patio Corintio de Laboral Ciudad de la Cultura donde pudieron degustar diversos productos asturianos con Denominación de Origen y adscritos a la marca de calidad Alimentos del Paraíso Natural. La degustación, presentada por la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Principado de Asturias, fue muy apreciada por todos los participantes, que descubrieron la diversidad de los productos elaborados en Asturias que cuentan con un reconocimiento oficial de garantía.

Jueves 2 de octubre

Tras la entrega de credenciales y documentación a los asistentes, el Presidente de INCUNA comentó a los presentes congregados en el Paraninfo de la Laboral, el programa de actividades y conferencias que se desarrollarían durante las dos jornadas de trabajo.

Las primeras ponencias tuvieron a los productos asturianos como protagonistas, en concreto la leche, la sidra y las conservas de Asturias. Juan Sevilla Álvarez, Doctor en Geografía e Investigador asociado en el Laboratorio SET de la Universidad de Pau y de los Países del Adour (Francia), presentó su ponencia sobre la transformación láctea en los inicios de la industrialización regional; Elías Carrocera Fernández, dio a conocer la labor del Museo de la Sidra, museo del que es director, en relación con la difusión de la producción, consumo e historia de la sidra; Carmen Adams Fernández, Doctora y Profesora de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo centró su exposición en las instalaciones vinculadas a la industria conservera de Asturias que aparecen en el Inventario del Patrimonio Histórico Industrial.

Posteriormente el panel de expertos sobre las grandes construcciones alimentarias tuvo como primera intervención la presentación por parte Fernando Olmedo Granados, asesor técnico de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, del Estudio Inventario dedicado a la arquitectura dispersa relacionada con las grandes explotaciones agrícolas de Andalucía.

A continuación Jesús San José Alonso, Doctor en Arquitectura y Profesor del Departamento de Expresión Gráfica de la ETSA de la Universidad de Valladolid y Pablo Sánchez Pérez, Coordinador del Inventario de Patrimonio Industrial de Valladolid presentaron a su vez el estudio de la Fábrica de Harina de San Antonio en Medina de Rioseco, realizado para el inventario del Patrimonio Industrial de Castilla y León.José Ramón Alonso Pereira, Catedrático de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña centró su intervención en la influencia formal de las grandes construcciones agroalimentarias, cuyas obras americanas de principios del siglo XX fueron propuestas por los grandes maestros del movimiento moderno (Gropius, Le Corbusier, etc.) como paradigmas de la nueva arquitectura naciente.

Tras una pausa a mitad de la mañana, las siguientes conferencias tomaron un cariz más internacional con ponentes como el brasileño André Munhoz de Argollo Ferrâo que presentó una mirada panorámica a las paisajes culturales del café en Brasil, destacando su magnífico patrimonio industrial y la arquitectura rural resultante; y el investigador italiano de Historia Económica Francesco Chiapparino que proporcionó un esquema general de la industria de la comida italiana y de su patrimonio, considerado en su desarrollo a lo largo de finales del siglo XIX y en el siglo XX.

A continuación el Director General de Ganadería y Agroalimentación del Principado de Asturias, Enrique Rodríguez Nuño presentó los Alimentos del Paraíso Natural que engloban los diferentes productos con Denominación de Origen Protegida en Asturias, los de Indicación Geográfica Protegida y otros productos agroalimentarios y pesqueros certificados.

Durante la tarde comenzaron las sesiones de trabajo en las que se presentaron diversas comunicaciones divididas de acuerdo a su temática: “Arquitecturas e Ingenierías” y “Culturas” que convergieron para crear una panorámica de la actualidad en lo referente a la preservación del patrimonio industrial agroalimentario, tanto en España como en Europa y Latinoamérica.

Como introducción a la visita guiada que se realizó con posterioridad, el Director del Museo del Pueblo de Asturias, Joaquín López Alvarez presentó a los asistentes la labor del museo preservando testimonios muy variados de la vida cotidiana, tanto del medio rural como urbano y comentó la exposición monográfica “Los asturianos en la cocina. La vida cotidiana en Asturias 1800-1956” que presenta la vida de los asturianos y su evolución en los dos últimos siglos a través de uno de los espacios más relevantes de la casa: la cocina.

Los congresistas se trasladaron al Museo del Pueblo de Asturias y realizaron la visita guiada por la exposición permanente y por diversos elementos de la colección etnográfica y posteriormente disfrutaron de una tradicional espicha asturiana en el Tendayu del Museo del Pueblo de Asturias organizada con la colaboración del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales del Principado de Asturias.

Viernes 3 de Octubre

El tercer día de Jornadas comenzó con acento portugués, gracias a la intervención de José Manuel Lopes Cordeiro, Presidente de la Asociación Portuguesa para el Patrimonio Industrial y de TICCIH Portugal. Su ponencia se centró en la industria conservera de Portugal en el contexto europeo, un sector de los pocos, del país luso, que ha sido exportador de nueva manufacturación.

El siguiente en intervenir fue el arquitecto chileno Eugenio Garcés Feliú que analizó el paisaje cultural, arquitectura y territorio de la tierra de Fuego; un paisaje cultural vinculado con los registros de navegantes y exploradores europeos, que ha sido moldeado por la ocupación aborigen y económica del territorio con diversas formas de asentamientos establecidos en un conjunto de espacios naturales de excepcional belleza.

A continuación la arquitectura y museología del vino en España se convierten en protagonistas de la mano de Diego Peris Sánchez, Director de la Oficina de Gestión de Infraestructuras de la Universidad de Castilla La Mancha, que analizó la arquitectura del vino en Castilla-La Mancha, cuyo territorio y su evolución han estado íntimamente ligados al cultivo de la vid y a la producción vitivinícola. Destacó que la historia del vino en Castilla-La Mancha es la historia de su población, de su economía y de su cultura; y también la historia de su arquitectura y de su paisaje.

Maria José Yravedra Soriano, Doctora en Arquitectura y Directora de Arquivin, centró su intervención en la valoración cultural del patrimonio de los paisajes del viñedo y de sus arquitecturas bodegueras; presentó varios ejemplos de bodegas creadas a medida para elaborar un determinado vino según un complejo programa enológico.

En sustitución de Santiago Vivanco, que no pudo asistir a las jornadas por enfermedad, Julio Grande Ibarra presentó una semblanza de la Dinastia Vivanco, una saga bodeguera riojana de cuatro generaciones que vive por y para el vino y su cultura. Para hacer realidad su lema constituyeron en 2001 la Fundación para la investigación y divulgación de la Cultura e Historia del Vino Dinastía Vivanco, y en 2004 el Museo de la Cultura del Vino en la localidad de Briones. En la actualidad este Museo es el referente número uno del enoturismo riojano como nacional por sus colecciones, calidad expositiva y número de visitantes, más de 150.000 al año. El proyecto más novedoso de la Fundación es la creación del mayor centro de documentación del Vino del Mundo, consultable vía on line.

La presidenta-fundadora de la Asociación para el Patrimonio Industrial de Champagne Ardenne y responsable de las secciones temáticas textil y agroalimentaria de TICCIH, Gracia Dorel-Ferré presentó las conclusiones de la 1ª Conferencia Internacional sobre Agroalimentación organizada por TICCIH y celebrada en Reims (Francia) en Mayo de 2007. Dorel-Ferré puso de manifiesto que el patrimonio agroalimentario es un indicador valioso de las modalidades y las etapas de la industrialización y un patrimonio frágil, debido a los cambios estratégicos que puede afectar la producción. Dorel-Ferré animó a los presentes a trabajar para construir una visión global del mismo.

Otro de los bloques importantes del día fue el dedicado a los paisajes del azúcar, en el que Gabriela Campagnol, profesora auxiliar del Departamento de Arquitectura Universidad Internacional A&M de Texas, presentó una ponencia sobre los poblados azucareros, ingenios y territorios ligados con el azúcar en Brasil.

También se expuso el estudio para la creación de un itinerario cultural sobre las rutas del azúcar presentado por Jesús González Ruiz y María Cullell Muro, historiadores y gestores culturales y Miguel Ángel Álvarez Areces, Presidente de INCUNA y TICCIH España. En este mismo marco, desde Colombia, Andrés Eduardo Satizabal Villegas, profesor de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia, dio a conocer la arquitectura del trapiche panelero y ofreció una degustación de panela, dulce de caña de azúcar, al finalizar la sesión de mañana.

Tras la pausa para almorzar, Pilar Barraca de Ramos, Consejera Técnica de la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, anunció la iniciativa denominada Sello de Patrimonio Europeo que tiene como objetivo impulsar la dimensión europea de los bienes culturales. Destacó que el fin principal del Patrimonio Europeo es el fomento de aquellos aspectos del patrimonio que sean significativos de la historia cultural de Europa. En esta línea, desde las Administraciones de los distintos países europeos se está trabajando para promocionar y difundir esta iniciativa en la búsqueda de nuevas candidaturas que supongan un aporte común a nuestra historia, candidaturas significativas del arte y la cultura en toda su amplia gama y variedad de componentes materiales, artísticos, estéticos, simbólicos, sociales, etc.

En la jornada de tarde continuaron las sesiones de trabajo presentándose en dos grupos temáticos diferenciados más de cuarenta comunicaciones sobre el patrimonio industrial agroalimentario.

Posteriormente tuvo lugar la presentación del libro, Archivo Histórico de HUNOSA a cargo de Jorge Uría, Profesor titular de Historia Contemporánea en la Universidad de Oviedo. El libro es el fruto de un trabajo de cinco años en el que un equipo de investigadores y documentalistas de la Universidad de Oviedo han realizado la catalogación de los fondos de HUNOSA, avanzándose en la disponibilidad pública de un patrimonio documental de indudable valor.

La entrega de diplomas a los asistentes a las jornadas y una visita guiada a las instalaciones de Laboral Ciudad de la Cultura fueron las actividades que clausuraron las X Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial.

Consolidación de las X Jornadas INCUNA

Las jornadas han superado con creces todas las expectativas, tanto en participación, contando con más de setenta expertos e investigadores de gran prestigio llegados de más de diez países de todo el mundo, como en el número de actividades y de inscripciones que este año ha logrado alcanzar cerca de 200 inscritos. Los ponentes y comunicantes venidos, desde casi todas las comunidades autónomas españolas y de países como Brasil, Portugal, Francia, Estados Unidos, Italia, Chile y Colombia, tuvieron la oportunidad de compartir las experiencias de sus países que sirvieron para analizar y establecer comparaciones fructíferas que forjen las bases para nuevos esquemas de preservación de los bienes de patrimonio industrial.