Jaime García Sande

Estudiante de Arquitectura en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña.

Actualmente está realizando el Trabajo Fin de Grado en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña titulado «La fábrica de la S. A. Cros en O Burgo».

perfiles en rrss y web

Contacto: etsa.udc.es

Breve C.V.:

Estudiante de arquitectura y actualmente está realizando el Trabajo Fin de Grado en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña titulado «La fábrica de la S. A. Cros en O Burgo».

Ha participado en varios trabajos de inventariación y catalogación del patrimonio arquitectónico gallego organizados por el Departamento de Proyectos Arquitectónicos, Urbanismo y Composición de la Universidade da Coruña y en el taller «Recetas Urbanas», coordinado por Santiago Cirugeda, colaborando en la construcción de un aula universitaria experimental en el campus de Elviña (A Coruña, 2019).

 

Huellas de la fábrica Cros en el paisaje contemporáneo de la ría del Burgo.

Sección: Geografías, geometrías e historia en el Patrimonio Arquitectónico y Tecnológico. Visiones desde el Patrimonio Industrial.

La fábrica de la Sociedad Anónima Cros situada en la ría del Burgo, dentro del término municipal de Culleredo (A Coruña), constituye uno de los ejemplos más notables del patrimonio industrial gallego. Más allá de su actividad original, se ha constituido como un referente en la memoria colectiva y en un elemento significativo en el paisaje inmediato.

A partir de la ubicación de la fábrica de producción de fertilizantes en los años treinta del siglo pasado, surge el proyecto de industrialización de la ría del Burgo, al modo de Bilbao, promovido por la Cámara de Comercio coruñesa, una idea que no llegará a materializarse.

A mediados de siglo se amplían las instalaciones, generando importantes transformaciones en el paisaje de la ría. La conexión directa con el ferrocarril, la generación de depósitos de materiales o la construcción de viviendas son huellas que permanecerán en el lugar, convirtiéndose en el testimonio del pasado industrial de la zona.

A partir de los años ochenta las instalaciones dejan de funcionar y la fábrica se abandona, empezando las demoliciones de las distintas estructuras. Con la pérdida del uso industrial, se construye una nueva urbanización con edificios de viviendas, centro comercial y zonas verdes. Parte de la fábrica permanece como ruina, y la gran chimenea, uno de los hitos más reconocibles de la Cros, se derriba. En 2008 se convoca un concurso para convertir las ruinas existentes en un centro cultural, ganado por el estudio de arquitectura Díaz y Díaz. De este proyecto solamente se realiza la descontaminación y consolidación estructural de las ruinas, quedando, de momento, sin uso, pero con una importante presencia en el paisaje. Un paisaje que hoy podemos leer a partir de los trazos, huellas y cicatrices dejadas por la fábrica, geometrías y geografías que nos permiten entender mejor nuestra historia reciente.

 

Traces of the Cros factory in the contemporary landscape of the Burgo estuary.

The factory of the Sociedad Anónima Cros located in the Ría del Burgo, within the municipality of Culleredo (A Coruña), is one of the most notable examples of Galician industrial heritage. Beyond its original activity, it has become a benchmark in collective memory and a significant element in the immediate landscape.

From the location of the factory of fertilizer production in the thirties of the last century, the industrialization project of the Burgo estuary emerged, in the manner of Bilbao, promoted by the Chamber of Commerce of A Coruña, an idea that will not reach materialize.

In the middle of the century, the facilities were extended, generating important transformations in the landscape of the estuary. The direct connection with the railway, the generation of deposits of materials or the construction of houses are footprints that will remain in the place, becoming the testimony of the industrial past of the area.

From the eighties the facilities stop working and the factory is abandoned, starting the demolition of the different structures. With the loss of industrial use, a new urbanization is constructed with residential buildings, a shopping center and green areas. Part of the factory remains as a ruin, and the great chimney, one of the most recognizable landmarks of the Cros, is demolished. In 2008, a contest was held to convert the existing ruins into a cultural center, won by the Díaz y Díaz architecture studio. Only decontamination and structural consolidation of the ruins takes place in this project, remaining, for the time being, without use, but with an important presence in the landscape. A landscape that we can now read from the traces, traces and scars left by the factory: geometries and geographies that allow us to better understand our recent history.