ÁNGELES SILVESTRE MADRID

Profesora de la Universidad de Castilla La Mancha (SPA)

perfiles en rrss y web

    Breve C.V.:

    Profesora de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén (UCLM) y Dra. por la Universidad de Córdoba. Las últimas publicaciones: Los caminos del mercurio de Almadén a Sevilla, 2014; El transporte del azogue desde Sevilla a la América colonial, 2015.

    Últimas comunicaciones presentadas: Conflictividad social en las minas de Almadén durante el primer tercio del siglo XX. Ciudad Real, 2016; Los mineros de Almadén en la América Colonial. Tenerife, 2017.

    Autora de los últimos artículos siguientes: Ingenieros y científicos españoles al servicio de las minas de azogue de Almadén en la segunda mitad del siglo XVIII. Revista DYNA (2018).

    LOS NUEVOS CAMINOS DE ALMADÉN DEL AZOGUE A SEVILLA Y MADRID EN EL ÚLTIMO CUARTO DEL XVIII.

    Sección: Medios de transporte y movilidades históricas.

    El descubrimiento del procedimiento industrial de la amalgamación en 1556, en la mina de plata de Pachuca (Nueva España), produjo un brusco aumento en la demanda de azogue, de manera que Almadén pasó en unos años de ser una pequeña mina a un gran establecimiento minero y metalúrgico, en el que ya a principios del siglo XVII trabajaban más de un millar de operarios. La necesidad de azogue continuó en aumento en el XVIII y al ser este metal un monopolio de la Corona, esta fue la responsable de habilitar los medios necesarios para abastecer a las minas de plata americanas, sobre todo a las de Nueva España, virreinato que se convertiría a finales de esa centuria en el mayor productor mundial. El primer tramo que había que recorrer para llevar el azogue a la América colonial era el camino carretero de Almadén a Sevilla. En el último cuarto del siglo XVIII se hizo imprescindible la mejora de este camino, así como el de Almadén a Madrid, realizándose un nuevo trazado de los mismos en diez leguas en dirección a Sevilla y ocho hacia Madrid. Los fondos necesarios para las obras provinieron del arbitrio de la sal, de modo que la Tesorería de Rentas de Córdoba envió anualmente 120.000 reales a la Superintendencia de Minas de Almadén con este objetivo. Ambos caminos continuaron en uso hasta 1866, cuando llegó el ferrocarril, aunque la estación fue construida a 10 kilómetros de Almadén.

     

    The new roads from Almadén del Azogue to Seville and Madrid in the last quarter of the 18th century.

    SECTION: Historical means of transport and mobility.

    The discovery of the industrial process of amalgamation in 1556, in the silver mine of Pachuca (New Spain), produced a sharp increase in the demand for quicksilver, so that Almadén went from a small mine to a large mining and metallurgical establishment in a few years, in which more than a thousand workers already worked in the early 17th century. The need for quicksilver continued to increase in the 18th century and as this metal was a monopoly of the Crown, it was responsible for enabling the necessary means to supply American silver mines, especially those of New Spain, a viceroyalty that was at the end of that century it would become the world’s largest producer. The first section that had to be traveled to take the quicksilver to colonial America was the road from Almadén to Seville. In the last quarter of the 18th century, the improvement of this road became essential, as well as that of Almadén to Madrid, with a new route being made in ten leagues towards Seville and eight towards Madrid. The necessary funds for the works came from the tax of the salt, so that the Income Treasury of Córdoba annually sent 120,000 reales to the Superintendency of Mines of Almadén for this purpose. Both roads continued in use until 1866, when the railway arrived, although the station was built 10 kilometers from Almadén.

    PONENCIA PRESENTADA POR EMILIANO ALMANSA RODRÍGUEZ Y MARÍA ÁNGELES SILVESTRE MADRID, EN LAS XXII JORNADAS INTERNACIONALES INCUNA