CAMILO CONTRERAS

Profesor- Investigador, Director Regional del Noreste del COLEF, Colegio de la Frontera Norte (MEX)

perfiles en rrss y web

    Breve C.V.:

    Profesor-Investigador de El Colegio de la Frontera Norte, México, Doctor en Ciencias Sociales con especialidad en Estudios Regionales, Director Regional para el Noreste de El Colegio de la Frontera Norte.

    Docente de las materias de Teoría y Gestión del Patrimonio Cultural en Maestría y Doctorado en Estudios Culturales.

    Fundador de la Red Patrimonio Industrial de México: Conservación, Estudios, Divulgación.

    Autor de artículos sobre patrimonio industrial minero en revistas arbitradas Autor y coordinador de libros sobre el patrimonio industrial en México.

    Estancias académicas en España, Reino Unido, Francia.

    Ferrocarril y carbón: Los detonantes de una región económica en el noreste de México.

    Sección: Memoria industrial, economía circular y turismo industrial en la nueva normalidad.

    La conexión del sureste y suroeste de Estados Unidos así como la expansión económica de ese país sobre México estimuló el tendido de rieles desde Texas a Coahuila, México. Pero tanto la conexión este-oeste como la incursión hacia el sur de la frontera de Estados Unidos demandó la apertura y explotación de la principal cuenca carbonífera de México además de la atracción y retención de mano de obra en una nueva región económica. El potentado empresario de los ferrocarriles Collis Potter Huntington cruzó la frontera de Estados Unidos hacia México en 1884 con el Ferrocarril Internacional. El propósito de la ponencia es mostrar cómo este primer tramo del ferrocarril detonó un entramado de ramales de rieles para conectar minas, procesadoras de carbón, traslado del mineral hacia el norte de la frontera y posteriormente hacia el otras ciudades de México donde aparecieron las grandes fundidoras de metales. El eslabonamiento del gran norte de México con otras regiones del país permite entender un sistema productivo movido por esta vía de comunicación, pero la otra cara es la movilidad de fuerza de trabajo no sólo de México, sino la también aquella que fue enganchada y trasladada desde lugares tan distantes como Japón y China. Aún cuando queda pocos bienes inmuebles en ruinas de aquella época, ha sido posible rastrear algunos registros cartográficos y de historia oral para la reconstrucción de la memoria colectiva de la región.

    Rail and coal: The triggers of an economic region in North-East Mexico.

    SECTION: INDUSTRIAL MEMORY, CIRCULAR ECONOMY AND INDUSTRIAL TOURISM IN THE NEW NORMALITY.

    The connection of the southeast and southwest of the United States as well as the economic expansion of that country over Mexico stimulated the laying of rails from Texas to Coahuila, Mexico. But both the east-west connection and the incursion to the south of the U.S. border demanded the opening and exploitation of Mexico’s main coalfield as well as the attraction and retention of labor in a new economic region.

    The powerful railway entrepreneur Collis Potter Huntington crossed the US border into Mexico in 1884 with the International Railroad. The purpose of this paper is to show how this first section of the railway triggered a network of railway tracks to connect mines, coal processors, and the movement of minerals up to the north of the border and later to other cities in Mexico where large metal smelters appeared.

    The linkage of the great north of Mexico with other regions of the country allows us to understand a productive system moved by this means of communication, but the flip side is the
    mobility of the labour force not only in Mexico, but also that which was hooked and moved from places as far away as Japan and China. Even though there are few ruined properties from that time, it has been possible to trace some cartographic and oral history records for the reconstruction of the region’s collective memory.

    PONENCIA PRESENTADA EN LAS XXII JORNADAS INTERNACIONALES INCUNA