El año 2010 culmina con una buena noticia para el patrimonio histórico industrial y minero. El Consejo de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de Asturias ha incorporado 55 piezas de los testimonios de la industrialización minera en el área central de la región. Pertenecen a la empresa pública Hunosa, formada en el año 1967 tras la incorporación y fusión de los activos patrimoniales de 17 empresas privadas que cerraron su actividad. Es una herencia industrial de siglo y medio de actividad de minería del carbón y otras actuaciones industriales inducidas por el beneficio de este mineral. Tiene también este patrimonio un importante patrimonio residencial, social y técnico con influencia en el territorio asturiano y con valores históricos y simbólicos para toda España.

El inventario en Asturias, denominado IPCA, viene incorporando diversos bienes de patrimonio industrial tras incoar los necesarios expedientes administrativos (conjunto minero e industrial de Arnao, Minas de Llumeres, Pozo San Luis en Langreo, Fábrica de Loza de San Claudio, etc.), en especial destaca- como es te caso – la inclusión de los bienes adscritos en el llamado PTE de la empresa Hunosa, un plan territorial especial con un centenar de elementos, de 22 pozos mineros, desde castilletes de las minas, otros edificios e instalaciones relacionados con la minería del carbón en estas zonas, activos ociosos donde se proyectan actuaciones de reindustrialización conservando piezas de su antigua actividad .

Desde el año 2001 está en vigor una Ley del Principado de Asturias sobre Patrimonio Cultural, que en su articulado incorpora específicamente al patrimonio industrial y documental como nuevo bien cultural y establece diversas prescripciones y orientaciones para su conservación.

Consultar Noticia

Ver Consejería de Educación y Cultura del Gobierno del Principado de Asturias


Pozo San Luis en el valle del Samuño, Langreo, Asturias

Share via
Copy link
Powered by Social Snap