ALESSANDRO DEPAOLI

Arquitecto y Cofundador del estudio Ex Industria, especializado en patrimonio industrial y miembro de AIPAI

perfiles en rrss y web

 

Breve C.V.:

Alessandro Depaoli, Arquitecto, posee un Máster en Conservación Industrial, Gestión y Promoción de la Universidad de Padua. Desde su graduación en la Politécnica de Turín, ha llevado a cabo proyectos de protección y aprovechamiento, centrándose en lo que se llama “Arquitectura en menor medida”, en reutilizar el patrimonio industrial y en la recuperación de áreas de montaña y pueblos. En 2017 fue cofundador del estudio Ex Industria, especializado en patrimonio industrial y miembro de AIPAI – Asociación Italiana para el Patrimonio Industrial Arqueológico -.

«Estrategias de desarrollo para la fábrica de chocolate Cima Norma en Torre-Blenio (Suíza) y su territorio».

sección: Innovación social, Patrimonio y Desarrollo Territorial. Experiencias de Sostenibilidad urbano-rural, creatividad e innovación.

Es un logro moderno el considerar los alimentos como identidad cultural de un territorio. La industria alimentaria está profundamente unida al paisaje, ya que su producción, almacenamiento y consumo ha dado forma tanto al contexto rural como al urbano. Ahora estamos acostumbrados a expresiones como “slow food” y a experiencias en el sector enogastronómico que aspiran al desarrollo turístico y a la valoración. Sin embargo, esas experimentaciones necesitan activarse mediante una energía externa o interna. En el caso de la fábrica de chocolate de Cima Norma, un complejo histórico en Torre-Blenio (Cantón de Ticino, Suiza), esta fuerza puede ser identificada con una sola persona. Partiendo de esta idea y de esta pasión por el chocolate, Giovanni Casella Piazza ha establecido un amplio programa de acciones para regenerar la fábrica.

Por una parte, se ha encargado de modernizar la marca de Cima Norma y la colección de todas las memorias del productivo pasado del edificio. Por otra parte, ha desarrollado un equipo multidisciplinar para trabajar en el proceso de regeneración. Este proceso deberá considerar todas las características de la fábrica. En primer lugar, su lugar único, en la ladera de los Alpes, con vistas al valle de Blenio. Después el sistema cultural del Cantón, con sus huellas arqueológicas, – fortalezas, iglesias y edificios relacionados con rutas medievales y a su tradición enogastronómica – su chocolate, sus productos derivados de la leche y su producción agrícola y vinícola. Se debe aclarar en este punto que el desafío al que se debe hacer frente consiste en activar un proceso, partiendo de Cima Norma, que reconstruya los vínculos entre la fábrica y el valle, contribuyendo al desarrollo territorial y la valoración del patrimonio local y la identidad. Actualmente, este proceso está aún en su comienzo, pero es interesante investigar cómo podría ser dirigido y cómo podría afectar al territorio, teniendo impacto de un modo positivo y produciendo una red virtuosa por todo el valle.

«Development strategies for the Cima Norma chocolate factory in Torre-Blenio (Switzerland) and its territory».

SECTION: Social Innovation, Heritage and Territorial Development. Experiences and sustainability of rural areas and urban needs. Creativity and innovation.

It is a modern achievement to consider food as part of a territory’s cultural identity. Food industry is deeply linked with landscape, since its production, storage, consumption have shaped both rural and urban contexts. We are now used to expressions such as “slow food” and experiences in the enogastronomic sector that aim at valorisation and touristic development. Nevertheless, such experimentations need to be activated by an external or internal energy.

For the Cima Norma chocolate factory, an historical complex in Torre-Blenio (Canton of Ticino, Switzerland), this force can be identified with a single person. Starting from his idea and passion about chocolate, Giovanni Casella Piazza has set up a broad program of actions to regenerate the factory. On one hand, he has undertook the revamping of Cima Norma brand and the collection of all the memories of the productive past of the building. On the other, he has set up a multidisciplinary team to work on the regeneration process. This process should consider all the peculiarity of the factory. Firstly, its unique site, on the Alps slopes, overlooking Blenio valley.

Then the cultural system of the Canton, with its archaeological traces – fortresses, churches and buildings linked to medieval routes, and its enogastronomic tradition – chocolate, but also dairy, agricultural and wine production. It should be clear at this point that the challenge to deal with is to activate a process, starting from Cima Norma, that should rebuild the bonds between the factory and the valley, contributing to territorial development and to the valorisation of local heritage and identity. Currently, this process is just at the beginning, but it is interesting to investigate how it could be led and how it could affect the territory, impacting it in a positive way and producing a virtuous network throughout the valley.