ESTHER ISABEL PRADA LLORENTE

Doctora Arquitecta. Consultora en Paisaje, Territorio y Patrimonio

perfiles en rrss y web

    Breve C.V.:

    Esther Isabel Prada Llorente, Doctora en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Investigación Antropológica y sus Aplicaciones por la UNED, es Consultora en Paisaje, Territorio y Patrimonio. Profesora colaboradora de UDIMA en el Máster de Formación del Profesorado y de la UAH en el Máster de Proyectos Avanzados de Arquitectura y Ciudad, es autora de numerosos trabajos, exposiciones y publicaciones relacionadas con el paisaje cultural y la práctica patrimonial. Su investigación se incluye entre otros, en el Atlas de los Paisajes Agrarios de España (Ministerio de Agricultura), Los Paisajes Patrimoniales de España (Ministerio de Agricultura), Visiones sobre la unidad y diversidad de España (Instituto de Estudios Europeos de la UVA), Paisaje y Patrimonio (Fundación Duques de Soria-UAM). Cabe destacar el libro Dibujando el paisaje que se va. Un modelo espacial del patrimonio agrario publicado por el Ministerio de Agricultura, así como el premio accésit Hispania Nostra en Señalética del Patrimonio Cultural recibido en 2012.

    «UN MAPA CATEGORIAL DE MOVIMIENTOS ORALES EN LA RAYA HISPANOPORTUGUESA».

    Sección: PANEL 02 CROSS-CUTTING – PATRIMONIO BIOCULTURAL Y LUGARES SINGULARES.

    Entiende que en el ámbito fronterizo y otros del occidente castellanoleonés, así como del otro lado de la frontera hispanoportuguesa, las paredes de piedra seca, los montes comunales, las dehesas, las vías pecuarias, el pastoreo, las antiguas casas de labranza y arquitecturas como los molinos comunales, lagares, casitos y guardaviñas o chozos de pastor entre otros, nos hacen comprender e interpretar un conjunto de prácticas agroganaderas que han desempeñado un papel fundamental en la demarcación de la propiedad, la producción de alimentos y el autoabastecimiento, sus socioecosistemas.

    La materialización de este paisaje cultural es producida por los saberes y conocimientos ecológicos tradicionales sobre la biodiversidad, pero se encuentra intercalado con otras formas de producción y organización espacial que muestran la incompatibilidad de la conservación con la modernización de la agricultura o la incertidumbre por la despoblación rural, condiciones de producción en diferentes posiciones del espacio social que se desarrollan en diversas formas, lugares y momentos generando paisajes concretos.

    El paisaje no es neutro y sus elementos constituyentes como fuente de aprecio del territorio tienen límites difusos, aportando un conocimiento profundo del mismo las prácticas ecológicas tradicionales y antaño cotidianas. Estas prácticas se reflejan en la voz y el habla, su vínculo con la diversidad de elementos que conforman este paisaje agrario establece el patrimonio biocultural, cuya pérdida se manifiesta en los niveles material e inmaterial.
    El trabajo realizado por la autora sobre los enlaces entre diversidad lingüística, conocimientos ecológicos tradicionales o diversidad cultural y biológica se enfocan en el presente caso como elementos codificadores del paisaje cultural transfronterizo, un conjunto que ha evolucionado mediante la presencia de factores de homogeneización en diferentes escalas hacia una pérdida de su patrimonio biocultural.

    Se propone un modelo para el registro y reconocimiento de elementos de voz, habla y toponimia y sus relaciones con la biodiversidad y los elementos construidos, que nos permite comprender como se ha transmitido el patrimonio, así como la observación respecto a su pérdida de forma interrelacionada con la extinción de las formas del habla.

    «A CATEGORIES MAP OF ORAL MOVEMENTS IN THE HISPANOPORTUGUESE BORDER».

    SECTION: PANEL 02 CROSS-CUTTING – PATRIMONIO BIOCULTURAL Y LUGARES SINGULARES.

    It is understood that in the border area and other zones of the Castilianleonese west, as well as on the other side of the Spanish-Portuguese border, the dry stone walls, the communal mountains, the pastures, the livestock route, the grazing, the old farmhouses and architectures such as communal mills, wineries, sheperd’s little houses or shepherd’s huts among others, make us understand and interpret a set of agricultural and livestock practices that have played a fundamental role in the demarcation of property, food production and self-sufficiency, their socio-ecosystems.

    The materialization of this cultural landscape is produced by traditional ecological knowledge and knowledge about biodiversity, but they are interspersed with other forms of production and spatial organization that show the incompatibility of conservation with the modernization of agriculture or the uncertainty due to the rural depopulation, production conditions in different positions of the social space that are developed in different forms, places and moments generating concrete landscapes.

    Landscape is not neutral and its constituent elements as an appreciation source of the territory have diffuse limits, providing a deep knowledge of it, the traditional and ecological practices which were everyday practices in the past. These works are reflected in voice and speech, their link with the diversity of elements that make up this agrarian landscape, establishes the biocultural heritage, whose loss is manifested at the material and immaterial levels.
    The work done by the autor on the links between linguistic diversity, traditional ecological knowledge or cultural and biological diversity are focused in the present case as coding elements of the transboundary cultural landscape, a set that has evolved through the presence of homogenization factors at different scales towards a loss of its biocultural heritage.

    A model is proposed for the registration and recognition of voice, speech and toponymy elements and their relationships with biodiversity and built elements, which allows us to understand how heritage has been transmitted, as well as the observation regarding its loss in an interrelated way with the extinction of speech forms.

    Copy link