GERARDO J. CUETO ALONSO

Profesor Contratado Doctor en el Departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio de la Universidad de Cantabria

perfiles en rrss y web

cuetog@unican.es

Breve C.V.:

Gerardo J. Cueto Alonso, (Entrambasaguas, Cantabria, 1969) Doctor en Geografía por la Universidad de Cantabria (2002), en la que es Profesor Contratado Doctor en el Departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio, impartiendo docencia en los grados en Geografía y Ordenación del Territorio e Historia y los másteres en Recursos Territoriales y Estrategias de Ordenación y Patrimonio Histórico y Territorial. Sus investigaciones se han centrado en el campo de la Geografía Histórica y especialmente en el patrimonio industrial y minero de Cantabria. Miembro de la junta directiva de The International Committee for the Conservation of the Industrial Heritage (TICCIH-España) ocupando actualmente la vicepresidencia.

«Leche para España. El patrimonio de la industria láctea en Cantabria».

SECCIÓN: Máquinas, edificios y paisaje. Buenas Prácticas en el Patrimonio Industrial

En las últimas décadas del siglo XIX el sector primario de algunas comarcas de Cantabria comenzó a especializarse en la ganadería vacuna de leche, con la importación de las primeras vacas frisonas que reemplazaban a las razas autóctonas de menor capacidad lechera. No obstante, todavía no había desarrollado una industria, salvo algún pequeño establecimiento quesero, por cuanto la leche se destinaba a la cría de las terneras que posteriormente eran vendidas en el mercado nacional. El punto de inflexión se produjo en 1905 con la instalación de una fábrica de derivados lácteos por parte de la empresa suiza Nestlé en La Penilla de Cayón. A lo largo de las primeras décadas del siglo XX se fueron instalando nuevas fábricas en la región, tanto dedicadas a la fabricación de productos lácteos, como al abastecimiento de leche pasteurizada a los principales centros de consumo de España. Aunque en la actualidad la industria láctea en Cantabria ha decaído, todavía quedan algunas fábricas activas, si bien son más numerosas las que abandonaron la actividad en las últimas décadas. Un recorrido por la Cantabria actual permite reconocer los restos de las fábricas que en el pasado formaban parte de uno de los sectores punteros de España.

«Milk for Spain. The heritage of the dairy industry in Cantabria».

SECTION: Machines, buildings and processes. Best Practice in Industrial Heritage.

In the last decades of the 19th century, the primary sector of some regions of Cantabria began to specialize in dairy cattle raising, with the importation of the first Friesian cows that replaced the native breeds with a lower milk capacity. However, an industrial sector had not yet developed, except for a small cheese manufacturer, since the milk was used to raise heifers that were later sold on the national market. The turning point occurred in 1905 with the installation of a dairy derivatives factory by the Swiss company Nestlé in La Penilla de Cayón. Throughout the first decades of the 20th century, new factories were installed in the region dedicated to the manufacture of dairy products and the supply of pasteurized milk to the main consumption centers in Spain. Although at present the dairy industry in Cantabria has declined, there are still some active factories, although more are those that left the activity in recent decades. A tour of present-day Cantabria allows us to recognize the remains of the factories that in the past were part of one of the leading sectors in Spain.